Archivo para #TheManInTheHighCastle

El hombre del I Ching

Posted in Cine, TV with tags , , on enero 23, 2015 by deepfocusmagazine

image

El reciente estreno de El hombre del castillo (The Man in the High Castle) después de la transmisión del episodio piloto en Amazon Prime, no solo prefigura hasta dónde podría llegar la compañía de ventas en Internet en términos del control de contenidos creados bajo sus condiciones exclusivas de trabajo, sino que ahora pueden darse lujos no explorados por los estudios de TV ni de cine, el caso de esta adaptación del original de Philip K. Dick.

image

Situada en un Estados Unidos donde el territorio fue dividido por las fuerzas del Eje (Alemania, Italia, Japón) tras ganar la segunda guerra mundial, Alemania y Japón dominan todo Norteamérica con mano férrea. En este contexto se advierte la formación de un grupo de insurrectos quienes han entrado en contacto con La langosta se ha posado, un relato en el que se habla de un mundo paralelo donde Hitler, en lugar de triunfar como en la versión conocida por los personajes de El hombre…, no solo fue derrotado por las fuerzas aliadas, sino que debió chocar contra Rusia y menos logró avance alguno en Londres durante el “blitz”.

image

Pese a que la ucronía ni de lejos fue inventada por Philip K. Dick, después de El hombre… se convirtió en una temática no solo irresistible para la ciencia ficción, sino el acicate para una cantidad impresionante de relatos cuyo punto de partida es un momento concreto de la historia por todos conocida.

image

Es de llamar la atención que un clásico de Philip K. Dick, a 53 años de publicado, alcance una cuota de interés como la de Ridley Scott —en el equipo de producción tras éste título—, considerando lo intrincado de su complejidad. Si a ello se añade la peculiar fascinación de Dick con el rompimiento de la norma aristotélica por vía de la disociación afectiva, en calidad de dispositivo para interrogar la percepción de la realidad, habrá que preguntarse por la sensatez de su enfoque. Recuérdese Despertando a la vida (Waking Life, Linklater, 2001), durante la escena del bar donde el protagonista del filme se encuentra con el director de la misma y le narra la experiencia que llevó a K. Dick a escribir Fluyan mis lágrimas, dijo el policía, en torno a la falsa certeza que tenemos de la realidad. De por sí difícil y sólo un pasaje anecdótico, falta saber cómo se resolverá para El hombre en el castillo.

Lo cierto es que para tratarse de un despegue, la presente adaptación posee una fuerza perturbadora más allá del simple accidente.

=-=-=-=-=
Powered by Blogilo

A %d blogueros les gusta esto: