El laboratorio de Dexter Morgan


Aunque hace varios meses no actualizo esta página, cosa por la que debo muchas y graves disculpas, aquí les va una entrada que me resultó irresistible, ¿se imaginan al Dexter del dibujo animado encarnando a su homónimo el asesino en serie?

Aprovecho para presentar a la responsable del “retardo”, que por cierto es muy celosa de cómo invierto mi tiempo.

Una mirada inclusiva


Con eso de que las olimpíadas están contagiando de un espíritu igualitario al globo, las especies animales no pueden ser excepción, aunque desde su singular perspectiva.
Aquí les va un video de Leo Bridle y Asmael Isnard.
Mientras tanto, BBC ya lanzó el video oficial, siquiera para probar el contraste.

Un nuevo Švankmajer


Aunque la calidad cinematográfica de Jan Švankmajer está a prueba de toda duda y cada uno de los títulos que componen su filmografía es referencia de un estado del arte, la divulgación de su obra se ha vuelto escasa con el paso de los años, ya sea porque se privilegia la producción de filmes generados por computadora a los que erróneamente se confunde con el alcance máximo de una animación; sea por el grado de estilización de sus narraciones, bastante alejado de la norma; porque la distribución de sus filmes implica trámites poco redituables; sin olvidar que a sus 77 años, el autor no ha dejado de producir pero con la calma de un creador maduro.

Lo cierto es que la deuda artística de Švankmajer con el mundo pone de rodillas una pregunta: después de él ¿quién podrá hacer algo parecido? La conciencia estética del checo y su obra han dejado claro que el principio de animación responde menos al uso efectista de una técnica, que una filosofía de trabajo cuyo límite sólo puede ser dictado por la lucidez del creador.

Ante la posible pérdida de un cineasta de tal envergadura, hace menos de una semana Vodo.net recibió en su catálogo Švetlonoš (2005), filme dirigido por Václav Švankmajer, hijo del legendario realizador.

La cinta tiene siete años de producida y es de llamar la atención que pese a las cláusulas de apertura hoy abundantes, el realizador haya concedido ampararse en el uso de la tecnología para compartir archivos, con la que está dando a conocer el tercero de sus trabajos. No obstante es un indicador de la dirección que en la actualidad siguen los cortometrajes de autor: a diferencia de los largos, el mercado para financiar y promover títulos de una duración inferior a la comercial tiende a obstaculizar la divulgación de la obra producida, cuando no forma parte de un cuerpo filmográfico que facilite su inserción en espacios o productos para consumo público.

Pese a ello, el joven director comparte su trabajo en este espacio del que ya se ha hablado. El título está bajo la modalidad para recaudar fondos, quizás porque a través de Švetlonoš Václav busca filmar una nueva película, luego del paréntesis de producción.

Mientras tanto, que la cinta sea de su agrado.

El semillero de gobelinos


Gobelins, la escuela de animación que se abrió paso en Europa desde 1975, en el transcurso de los últimos cinco años se ha colocado entre la crema y nata de la comunicación visual del mundo.

Desde los programas académicos entre 2005-2007, año con año Gobelins presenta cortometrajes en cuya galería destacan nuevos talentos que despuntan por un abierto despliegue de innovación y experimentos formales que infunden más vida en el ámbito de la animación.

Cuando no es así, hay casos de autores que dan indicios de empujar el campo con iniciativas formales y narrativas en un futuro no muy lejano.

El cierre de fin de ciclo que recién ha deslumbrado este año corresponde a Who’s Afraid of Mr. Greedy?, una auténtica maravilla a la que bastan apenas cuatro minutos y medio para sobrecoger a cualquiera, interesado o no en el mundo de la animación.

Bob Esponja hipermoderno


Justo mañana, cuando estamos en medio de la permanente sorpresa de los medios como una constante confirmación de aquello que desaparece para ser sustituido por las redes sociales, viene otro cambio revolucionario: Bob Esponja, el mismo personaje animado que ha cautivado a millones, presenta la «precuela» de un episodio que se estrenará el 15 de julio en Twitter.

Lo innovador de esta modalidad de presentación es que se dará a conocer una variante de transmisión y manejo de contenidos que no se ligan en forma directa con la animación cuadro por cuadro, sino la supuesta cobertura del evento que da nombre al episodio que se narrará en Twitter: The Ice Race Cometh, a celebrarse en Fondo de Bikini, con una carrera en la que participa toda la galería de personajes de la serie.

Esta cobertura y la incursión en esta modalidad serán desde el 12 de julio, para celebrar el estreno del episodio Frozen Face Off, tres días después, a las 8 de la noche en Estados Unidos.

Aquellos interesados en participar y acceder a semejante opción, ya ni siquiera de animación sino narración ligada directamente a la construcción de un personaje, pueden acudir a la página oficial en Facebook, donde también habrá seguimiento especial y una cuenta regresiva hasta el estreno del nuevo episodio.