Archive for the Arte Contemporáneo Category

Una mirada inclusiva

Posted in Animación, Animación 3D, Arte Contemporáneo, Artes, BBC with tags , on julio 24, 2012 by deepfocusmagazine

Con eso de que las olimpíadas están contagiando de un espíritu igualitario al globo, las especies animales no pueden ser excepción, aunque desde su singular perspectiva.
Aquí les va un video de Leo Bridle y Asmael Isnard.
Mientras tanto, BBC ya lanzó el video oficial, siquiera para probar el contraste.

Anuncios

Un nuevo Švankmajer

Posted in Animación, Arte Contemporáneo, Autores, Cine with tags , , , , , on julio 17, 2012 by deepfocusmagazine

Aunque la calidad cinematográfica de Jan Švankmajer está a prueba de toda duda y cada uno de los títulos que componen su filmografía es referencia de un estado del arte, la divulgación de su obra se ha vuelto escasa con el paso de los años, ya sea porque se privilegia la producción de filmes generados por computadora a los que erróneamente se confunde con el alcance máximo de una animación; sea por el grado de estilización de sus narraciones, bastante alejado de la norma; porque la distribución de sus filmes implica trámites poco redituables; sin olvidar que a sus 77 años, el autor no ha dejado de producir pero con la calma de un creador maduro.

Lo cierto es que la deuda artística de Švankmajer con el mundo pone de rodillas una pregunta: después de él ¿quién podrá hacer algo parecido? La conciencia estética del checo y su obra han dejado claro que el principio de animación responde menos al uso efectista de una técnica, que una filosofía de trabajo cuyo límite sólo puede ser dictado por la lucidez del creador.

Ante la posible pérdida de un cineasta de tal envergadura, hace menos de una semana Vodo.net recibió en su catálogo Švetlonoš (2005), filme dirigido por Václav Švankmajer, hijo del legendario realizador.

La cinta tiene siete años de producida y es de llamar la atención que pese a las cláusulas de apertura hoy abundantes, el realizador haya concedido ampararse en el uso de la tecnología para compartir archivos, con la que está dando a conocer el tercero de sus trabajos. No obstante es un indicador de la dirección que en la actualidad siguen los cortometrajes de autor: a diferencia de los largos, el mercado para financiar y promover títulos de una duración inferior a la comercial tiende a obstaculizar la divulgación de la obra producida, cuando no forma parte de un cuerpo filmográfico que facilite su inserción en espacios o productos para consumo público.

Pese a ello, el joven director comparte su trabajo en este espacio del que ya se ha hablado. El título está bajo la modalidad para recaudar fondos, quizás porque a través de Švetlonoš Václav busca filmar una nueva película, luego del paréntesis de producción.

Mientras tanto, que la cinta sea de su agrado.

De regreso, una vez más…

Posted in Arte Contemporáneo, Artes, Cine, Danza with tags , , , , , , , on enero 28, 2012 by deepfocusmagazine

Ha pasado mucho tiempo y numerosas cosas. Aunque se trata de una entrada breve, que sea para devolverle un poco de vida a esta página, bastante olvidada en el transcurso de unos meses.

Primero, le agradezco a Josh Bernhard por ligar esta página con su cuenta de Twitter luego del artículo escrito en torno a Pioneer One; a Sean Hartter, con quien tengo una entrada pendiente pero ya es un seguidor de Reloj Makech y, sobre todo, a quienes no han dejado de visitar la página y más a quienes se han afiliado a los contenidos que van apareciendo en ella.

No es fácil mantener un lugar con estas características, del que se ha preguntado “¿Cuántas personas escriben en él?” “Como que es un blog medio raro… ¿no?” “Siempre son cosas de las que casi nadie habla…” entre otras, pero a medio camino de la intuición, la curiosidad y una buena porción de mera suerte, así se publicó una entrada de Ron Mueck cuando apenas se estaba organizando la exposición en Monterrey, a principios de 2011 y en 2008 se habló de Jason De Caires Taylor, cuyos registros en video hoy son una cortinilla de Canal Once… algo está funcionando bien.

Pero cuando se trabaja a solas, guiado como a palos de ciego, es difícil saber si se está siguiendo el camino apropiado, que en este caso específico es única y exclusivamente el del lector

Ya que no se trata de un trabajo con remuneración económica, sino el placer de escribir para convidar al lector interesado, así como editar para que la presentación sea tan decorosa como quepa, sí, es un hecho: Reloj Makech está muy lejos de morir. En el caso de que así parezca, sintonicen sus redes sociales, porque la vida diaria es la que determinará que las pausas sean cortas o extensas, pero esta página, los alientos que la sostienen, se mantendrán hasta que ya no quede más razón ni vida para continuar con el proyecto.

Así las cosas, para recibir a los recién llegados y animar a quienes regresan, una pequeña cucharada de ritmo y buen sabor con dos videos que considero mis muy personales favoritos.

Gracias por seguir aquí.

Josh Bernhard y hacia Pioneer One, el ciberespacio capitulado I

Posted in Arte Contemporáneo, Artes, Autores, Cine with tags , , , , on agosto 8, 2011 by deepfocusmagazine

Pues bien, así como Vodo hizo las delicias de algunos que ansiaban contar con un sistema de distribución, otro tanto pasó para quienes se lo tomaron en serio. Por una parte se convirtió en modelo de presentación, promoción y exhibición, paralelo al ataque masivo que lanzó la industria hollywoodense contra los administradores de The Pirate Bay.

En algún punto, el debate público perdió de vista que mientras estaba concentrado en la «iniquidad» del sistema bittorrent para «robar contenidos protegidos en la red», por otra parte se estaba promoviendo la posibilidad para emplear la misma prestación tecnológica a favor de quienes no estaban adheridos a la industria o un proceso de producción «oficial». De hecho, que mientras para las grandes empresas representó una fuga importante de dinero para sus canales de recaudación ordinarios, para otros se estaba constituyendo en la primera fuente de ingresos financieros reales para culminar una realización cinematográfica.

Por allá del 2009, el primer ejemplo importante a propósito de eso fue la presentación del largometraje The Lionshare(Josh Bernhard, 2009) en eztv, isohunt, btjunkie.org, thepiratebay.org y vodo.net, que lo convirtieron en un auténtico parteagüas en términos cinematográficos, de producción y para internet.

La premisa del relato era bastante ordinaria —y en más de un aspecto insulsa—, un joven que hace una cita a ciegas con una muchacha, conforme platica con ella, le habla de su amor por el cine, que en breve lo lleva a hablar de su película favorita, Ghostbusters (Ivan Reitman, 1984). Ambos deciden ir a su departamento y desde la terminal de su máquina hacen una búsqueda para descargar la película de internet, ya que no la encuentran en el video club donde planean rentarla. El sitio que eligen justo se llama The Lionshare.

A medio camino entre el cine indie, muy influido por Wim Wenders y Werner Herzog, The Lionshare se transforma en el tipo de realización al que le importa un verdadero rábano lo que la industria hollywoodense entiende respecto a la realización de una película.

Abiertamente frontal, en la vena de lo que Jim Jarmusch decidió abordar cuando realizó Stranger Than Paradise (1983), Bernhard se toma todo el tiempo del mundo para narrar la espera de Nick (Mike Pantossi), desde una percepción en que la estructura del relato recae en torno a esa página web, la muchacha de quien no vuelve a tener noticias sino mucho después, al igual que el recorrido por una ciudad donde no se retratan efusividad ni ánimo desentendidos.

Es decir, algunos de los rompimientos y llamados de atención que prevalecen y siguen vigentes en los experimentos tanto del cine de vanguardia como en la producción europea, cuya filosofía consiste en producir sin atarse a los lugares comunes formulados por la obligatoriedad del cine estadounidense, están allí, en The Lionshare, sin extenderse en monólogos cansados ni en apologías de la existencia. Se limita a presentar una realidad de la producción en pequeña escala y desde una comunidad más bien sobria sin ánimos de ser espectacular.

Una especie de heredero del trabajo de Hal Hartley —realizador estadounidense independiente con cánones propios, pese a los estándares de Hollywood—, así como lo que ya se comentó de Jarmusch, Bernhard fue laureado por su filme completamente atípico, además de elogiarse su amparo en el uso de una plataforma que a su vez inspiraba el sentido de la cinta. Pese a la marginalidad del planteamiento, la película resultó un éxito y sirvió para cimentar el prestigio de un realizador muy joven y ambicioso.

Ante la posibilidad de un éxito fugaz propio de un advenedizo, Bernhard dio las primicias del siguiente proyecto en el que incursionaría, sin especificar del todo en qué consistiría, pero a principios del 2011 se abrió paso con Pioneer One.

Pese a que en su trabajo se descubren con cierta facilidad las influencias de autores y obras reconocidos del cine internacional, lo que se temía audacia sin más, mediante Pioneer One se confirman el rigor estilístico para dominar convenciones de género, así como la originalidad para interpretar con nuevos recursos planteamientos clásicos sin importar su austeridad, al igual que la falta de lugares comunes vistosos.

Pero de eso se hablará en la siguiente entrega.

El semillero de gobelinos

Posted in Animación, Arte Contemporáneo, Artes, Autores with tags , , , , on julio 12, 2011 by deepfocusmagazine

Gobelins, la escuela de animación que se abrió paso en Europa desde 1975, en el transcurso de los últimos cinco años se ha colocado entre la crema y nata de la comunicación visual del mundo.

Desde los programas académicos entre 2005-2007, año con año Gobelins presenta cortometrajes en cuya galería destacan nuevos talentos que despuntan por un abierto despliegue de innovación y experimentos formales que infunden más vida en el ámbito de la animación.

Cuando no es así, hay casos de autores que dan indicios de empujar el campo con iniciativas formales y narrativas en un futuro no muy lejano.

El cierre de fin de ciclo que recién ha deslumbrado este año corresponde a Who’s Afraid of Mr. Greedy?, una auténtica maravilla a la que bastan apenas cuatro minutos y medio para sobrecoger a cualquiera, interesado o no en el mundo de la animación.

Sachiko Kodama, detrás del efecto Pigmalión

Posted in Arte Contemporáneo, Artes, Autores, Ciencia, Escultura with tags , , , on mayo 18, 2011 by deepfocusmagazine

En la mitología griega hay una de pocas referencias en torno a la creación escultórica y la formación de un lazo afectivo con la obra conjurada por el autor.

Pigmalión, rey y artista, en algún punto de su vida renuncia a la búsqueda de la mujer perfecta por lo que decide refugiarse en la escultura, de donde emerge Galatea, obra cuya fidelidad y realismo cautivan al soberano hasta el punto de enamorarse de su propia creación. Afrodita, testigo de este episodio, se apiada de él y le concede la oportunidad para amar a Galatea con vida propia.

Tras la mecánica de la escultura se esconde, al menos en la contradicción explícita que representa el trabajo con un objeto inanimado, la necesidad de que éste refleje por sí mismo vitalidad propia, autónoma, intrínseca a la capacidad del artista para que del material se proyecte aquello que sin voluntad ni ojo del creador habría sido quizás accidente u otro elemento de la naturaleza.

Pese a ello, el sueño de una «escultura viva» ha sido constante a lo largo de la humanidad, ya que parte de la noción correspondiente a un autómata sería tanto adquisición como dominio de un recurso para lograr el movimiento de objetos inertes, hoy atribuido y focalizado en androides y robots.

Así, en medio del eterno debate y búsqueda de nuevos materiales con que seguir incidiendo en la realidad, Sachiko Kodama, originalmente investigadora en el ámbito de la física, coincidió con una propuesta personal para experimentar en torno a la aparición del ferrofluido, sustancia aceitosa impregnada en partículas metálicas susceptibles a corrientes magnéticas, cuyo diseño procedía de la NASA.

Su investigación consistió en probar la capacidad del material para adaptarse a los cambios inducidos por un conjunto de estímulos externos y, del entorno de las ciencias duras que se percibiría estéril, sin imaginación ni recursos expresivos para producir un ápice de belleza, Kodama pasó de las ciencias a las bellas artes.

Hoy es el fin del mundo…

Posted in Arte Contemporáneo, Autores, Cine, Computer animation with tags , , , , , on abril 19, 2011 by deepfocusmagazine

…Al menos en la mitología de Terminator. Sin embargo, esta es la fecha en que la inteligencia artificial llega a la cúspide mediante la conciencia que adquiere de sí misma y con ella el fin de la humanidad.

Tan emblemática es la fecha que tanto Wired como io9 le han reservado un espacio en sus correspondientes sitios.

Visiten los vínculos y deléitense.

A %d blogueros les gusta esto: