Acerca de esta página…


Cuando tuve tres años, viajé con mi familia a Mérida, Yucatán, de donde proviene mi familia materna. De paseo en las playas, se acercaron a nosotros unos vendedores de curiosidades locales y de ese día, recuerdo unos escarabajos con piedras de fantasía pegadas a su caparazón. Los escarabajos y el adorno eran parte de una tradición maya conocida como Makech: una princesa enamorada de su sirviente, al estarle prohibido el matrimonio con una persona de estatus menor, llora torrentes de lágrimas porque su ideal no puede llevarse a cabo. Es entonces cuando los dioses la escuchan y ofrecen concederle su deseo, pero la convierten en un escarabajo pequeño, de colores y formas preciosas, parecidas a las de una gema, para que su amado la lleve a todas partes cerca de su corazón.

Años después, visitamos a mi familia paterna en Pachuca, Hidalgo. Durante un día completo rodeamos una y otra vez la ciudad, siempre pasando por el centro, mientras todos hablaban del Reloj inglés, en el que mi abuelo se declaró a mi abuela, tras una jornada de trabajo en las minas explotadas en Real del Monte.

Reloj Makech significa: Mayas y Toltecas; Yucatán e Hidalgo; las culturas se juntan donde menos se les espera y puede salir cualquier cosa de ellas.

Por esa razón Solve et coagula: separa y sintetiza, el lema de los alquimistas para referirse al análisis, investigación y conclusión como bases para la magia y el pensamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: