Allan Poe, a 206 años

image

Se han cumplido 206 años del nacimiento de Allan Poe y todo lo que se podría decir de tan genial autor. Paradójicamente, su celebridad e influencia no comienzan hasta que Charles Baudelaire lo traduce, además de que es él quien escribe una de las primeras biografías más exhaustivas en torno a Poe.

Quizás el trabajo más fino e interesante que logró Allan Poe, y lo dijo H. P. Lovecraft sin empacho alguno, fue el haber convertido lo sobrenatural, lo impío, lo oculto, el enigma, en una experiencia literaria relatada además de con sencillez, en una prosa inteligente que escondía más de lo que en apariencia decía, sin acudir a los retorcimientos de la paranoia fanática.

Asimismo, una facultad de la que jamás gozaría en vida, pero es uno de sus talentos más grandes, fue la influencia que ejerció en legiones de autores consagrados, debido a su originalidad sin parangón, la sensibilidad creativa y su universalidad sin límite de tiempo ni espacio.

En América Latina, él único candidato posible a una etiqueta como la de Poe, al menos durante el siglo XIX, es Horacio Quiroga, quien admitió la influencia ejercida por Poe en su trabajo.

Sin embargo, justo cuando se pensaría que Poe es irrelevante o candidato al desinterés, las versiones en castellano de los Cuentos completos, traducidos por Julio Cortázar, mantienen vigente al autor.

Pese a que en su momento fue uno de los iconos de Roger Corman, quien se coronó como uno de los productores con más adaptaciones de Allan Poe, sus filmes son bastante irregulares. Incluso, Toby Dammit de Fellini, bien se puede inscribir como una de las mejores adaptaciones de Allan Poe en la historia del cine.

Aparte de esa, otra adaptación digna y con infinidad de valores añadidos, sería The Black Cat, de Stuart Gordon.

Pero de Poe se podría hacer una misa interminable. Es soberbia la vigencia de este gran docente de la narrativa, quien no solo dominó un formato inexistente y se apoderó de él hasta volverse un maestro consagrado, es el único autor que no ha dejado de enseñar sin otro recurso salvo el de la letra escrita, en la que no participa otra cosa salvo su espíritu, dueño de un sobrenatural uso de la lengua

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: