¿Spam?

Una de las pesadillas contemporáneas para todo usuario de computadoras, consiste en el diario limpiar sus cuentas de correo electrónico. A la fecha, prácticamente no existe un solo proveedor de esta clase servicio que esté libre de basura, plagado de mensajes incoherentes, la mayoría de corte sexual o buscando estafar algún ingenuo.

Ampliamente conocido como correo spam, la palabra no tiene mucho sentido y casi todas las traducciones en castellano son bastante vagas, pero su origen se remonta a 1970, cuando al final de la transmisión del capítulo 12 de su segunda temporada, The Monty Python Flying Circus cerró el programa con un sketch de vikingos y un restaurant, rayano en el mismísimo delirio.

Gracias al uso insistente e inválido de la palabra “Spam” —pronunciada 138 veces en el lapso de tres minutos—, años después, los programadores decidieron bautizar a todo cuerpo de información redundante y sin sentido con la palabra Spam, en honor a la broma de Monty Python.

A manera de remate y al margen de su contribución a la cultura digital, baste ver otra de las aportaciones de Monty Python con “El ministerio de las caminatas tontas”:

Reblog this post [with Zemanta]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: