Archivos para agosto, 2008

¿Quién vigila a los Watchmen? ¡Alan Moore!

Posted in Alan Moore, Alan Moore, Autores, Ciencia Ficción, Cine, Comics, Historia, Watchmen, Zack Snyder with tags , , , , , , , on agosto 30, 2008 by deepfocusmagazine

El 17 de Julio de este año, una noticia llenó páginas y páginas de medios especializados tanto en comics como cinematografía, ya que con la exhibición del trailer oficial, seguidores, especialistas, aficionados y nuevas generaciones de amantes del comic podrían acceder a la versión cinematográfica de la leyenda que transformó los años 80 y todos los comics subsecuentes: Watchmen, dirigida por Zack Snyder, también realizador de 300.

Único en su especie, Watchmen planteó la visión de una Tierra donde superhéroes y supervillanos existían, pero en calidad de marginados con licencias y aspiraciones de poder socialmente admitidos, hasta la aparición de una criatura llamada “Dr Manhattan”, cuyas habilidades bien podían compararse con las de un dios.

El nacimiento del Dr. Manhattan en la Cámara de Campo Intrínseco

Versión cinematográfica del accidente

Versión cinematográfica del accidente

Nacido por error y de origen estadunidense, el gobierno deposita en el Dr. Manhattan todo equilibrio político, manejándolo como arma de exterminio total, para mantener a raya cualquier país que no concordase con sus políticas.

Dr. Manhattan interviniendo en Corea

Dr. Manhattan interviniendo en Corea

Versión cinematográfica

Versión cinematográfica

A partir de entonces, todos los llamados vigilantes pasan a segundo plano y reciben un ultimatum de opción múltiple: renunciar en forma definitiva a sus actividades ilegales, suscribirse al nuevo programa designado por el gobierno de Estados Unidos o permanecer bajo la mira, en espera de ser capturados.

El homicidio de "El Comediante"

El homicidio de

Versión cinemtográfica del homicidio

Versión cinematográfica del homicidio

La historia da comienzo cuando uno de los adheridos al nuevo esquema, “El comediante”, aparece muerto en la banqueta, a varios pisos de distancia de su penthouse. Nadie le da importancia ni siquiera el gobierno, excepto “Rorschach”, vigilante proscrito por la justicia, determinado a resolver la muerte de “El comediante”.

Rorschach rondando los barrios bajos

Rorschach rondando los barrios bajos

Versión cinematográfica

Versión cinematográfica

La naturaleza de este comic, a diferencia de muchos otros de aquél entonces, depositó su impacto menos en la extravagancia, poses anatómicas rebuscadas y artificios visuales, que en la consistencia y originalidad de su narración, así como los recursos con que resolvió el planteamiento de su propio relato. Por un lado, el punto de partida mostrado con el “Comediante” —en realidad un mercenario acostumbrado al uso de la fuerza bruta, además de una visión amoral del mundo—, es el hilo conductor para todos los personajes, quienes lo recuerdan como el único de una generación de superhéroes, carente de la necedad e ingenuidad propia de los héroes disfrazados, mismos a los que rebajó a la calidad de bufones, para después rebasarlos en expectativas y propósito social.

En forma bastante poética, el deceso de este personaje, a lo largo de toda la narración aparece como “La muerte de la inocencia”, pues conforme se desarrolla el argumento, el suspenso de la resolución desciende hacia un clima político terrorífico, en el que predominan brotes de violencia civil, agresión intrafamiliar, acoso de los medios, etcétera.

Control civil

Control civil

Nueva versión

Nueva versión

En la actualidad, parte del entusiasmo por esta adaptación se ve reflejado sólo en la semejanza de las imágenes originales, contrastadas con la versión cinematográfica, en calidad de un buen indicio a propósito de la fidelidad respecto a la fuente que las inspira.

Como se aprecia, no es tanto una novelita gráfica como las que se estilaban por aquellos días y, en buena medida, este carácter revolucionario propio de los grandes trabajos, es la razón porque muchos aficionados de corazón al comic ya empiezan a preguntarse, ¿en realidad será tan fiel? ¿Conservará ese espíritu revolucionario que le define? No se sabe.

Hasta la intervención de Jack Snyder, Watchmen se consideró otra obra cercana a lo inadaptable. Reto parecido al que enfrentó Peter Jackson con “El señor de los anillos” y ya se conoce el resultado.

Pese al entusiasmo de los productores, Alan Moore, autor de este hito en el comic, define así el trabajo emprendido con Watchmen:

A %d blogueros les gusta esto: